25 noviembre, 2007

Los viajes de Hernán Zin


Desde aquí, ya hacía tiempo que quería dejar mi humilde opinión y agradecimiento por la labor de algunas personas, que nos permiten conocer con exactitud las desdichas diarias que viven tantos semejantes, no sólo niños, sino también mujeres, ancianos, hombres... seres vivos al fin que no han nacido como una mayoría por contra, la cual posee ya desde que nace una oportunidad de ser y vivir la vida como decida. Estas personas, que habitan lugares inhóspitos, llevan una vida carente de sentido, no saben lo que es una sonrisa, un abrazo sincero de alguien, no saben lo que es poder dormir a pierna suelta durante horas porque sus tripas no le resuenan en la noche pidiendo ser llenas, pero lo peor que quizás puedan padecer estas personas, es la carencia de esperanza en sus vidas, de ser privados desde su nacimiento de la posibilidad de tener sueños y metas en su vida futura, se encuentran inmersos en una desdicha de la cual no pueden salir, o quizás si aunáramos fuerzas entre todos esto ya no sería una utopía para ellos...

Entre ellos, quiero dar un gracias al equipo que ha hecho posible esta idea, y como no al reportero, Hernán Zin. De casualidad me enteré que había una serie producida por 20 minutos para internet, en la que mediante pequeños reportajes en diferentes países del tercer y cuarto mundo, dejaban ver el día a día de muchas personas, para los cuales, cada día es una lucha de supervivencia, nada más. 

Los reportajes son cortos pero enseñan lo justo, ni más ni menos, son una pequeña denuncia a la falta de vergüenza de algunas personas que desde el poder que albergan, son incapaces de hacer algo por cambiar esta tragedia, no por desconocimiento de lo que sucede, sino por egoísmo, porque es más fácil poner esfuerzo en llevar a cabo empresas que le van a ser más fructíferas personalmente.

Y digo yo,  si son humanos estos personajes que piensan solo en el dinero, y en acaparar cada vez más aún a costa de otros (debo reconocer que dudo en ponerles el apelativo de 'humanos'), la sensación de sentir que se hace lo posible por ayudar al prójimo, ¿no debería ser la más gratificante de todas, la más humana y la más memorable?

Así que desde aquí, un GRACIAS  a los partícipes de esta idea, así como los responsables de que se haga posible. Ellos sí saben lo que merece la pena.

5 Comments:

At 12:15 p. m., Anonymous Agustín dijo...

Realmente viene bien, creo que es incluso necesario, que alguien nos recuerde de vez en cuando que no estamos solos en este mundo y que si nos comparamos con un inmenso porcentaje de la población mundial... podemos considerarnos muy, pero que muy, afortunados...

No conocía estos vídeos, pero da por seguro de que en cuanto llegue a casa les echaré un vistazo.

Por seguir con este tema, aunque seguramente lo habrás visto ya, te recomiendo el corto de Javier Fesser 'Binta y la gran idea'. Es largo, dura casi media hora pero desde luego vale la pena. Y además está en Google Video para verlo directamente allí o descargártelo al iPod.

Un abrazo

 
At 7:44 p. m., Blogger Karuna dijo...

Hola Agustín,

La verdad que si vi el largo que me comentas (y creo que fue porque me lo recomendastes tu :-) Los vídeos que menciono no son tan largos, pero merecen la pena pararse un poco y visionarlos,

Un besote,
Gloria

 
At 10:35 a. m., Anonymous Agustín dijo...

Jajaja, vaya cabeza... ya no recordaba habértelo recomendado. ¡Prometo no volver a hacerlo más! :) Aunque la verdad es que es un corto/largo que me encanta... ¡cuánta razón tiene Binta!

Vi alguno de los videos anoche, y la verdad es que sí, vale la pena verlos: hay tantas cosas que damos por sentadas sobre nuestro estilo de vida que se convierten en anécdotas cuando vemos lo que hay más allá...

Por cierto, encantado de conocerte, Gloria :)

Un besico

 
At 7:29 a. m., Blogger Karuna dijo...

Así es Agustín, me alegra que te gusten, y que pienses igual, que merecen la pena para hacer un parón.

Ah, y encantada de conocerte, veo que opinamos igual en muchos temas, da gusto hablar con gente sensible, cosa rara de encontrar hoy en día ;-)

Nos leemos, un besote,
karuna

 
At 8:29 p. m., Anonymous Agustín dijo...

Sinceramente creo (o más bien quiero creer) que por ahí escondida hay mucha más gente sensible, que se interesa por según qué temas, de la que parece.

Lo que sí es más difícil de encontrar es gente dispuesta a hablar 'en voz alta' sobre esos temas, dispuesta a conversar por el mero placer de conversar. Por eso sitios como este blog son tan interesantes... ¡y tan necesarios!

Un besico

 

Publicar un comentario

<< Home