07 octubre, 2007

Flagelos del Alma

Cinco y media de la tarde en mi reloj, un caballo blanco con su jinete ataviado de antiguo cabalgan con brío en mi televisor, mi compañero de fatigas navega y ensaya su saber en la red, la vecina aledaña sigue con su griterío molesto, en su mente quizás un nuevo fantasma no la deja callar. En mi mente de forma inconsciente he sucumbido a un pensamiento infrecuente, pero necesario haga presencia de tanto en tanto.


Pocas veces pero pasa, y es que en un instante de nuestra vida, podemos pararnos a pensar ... ¿Qué ocurrirá en ese instante preciso por la cabeza del niño desvalido de sudáfrica? Alguien en ese momento preciso estará muerto de risa por un chiste que le hayan contado, o por una desgracia ajena quizás. Alguien podrá estar sufriendo lo indecible en algún rincón de este mundo, tan grande y a la vez tan pequeño y amargo. Quizás de casualidad alguien esté viviendo su mayor alegría, o su mayor desilusión, o sea el último segundo de vida de alguna personita por injusticias varias. Pensamientos mediados de compasión por otros, por aquellos que imaginas sufriendo y que podrías ayudarles si coincidiésemos en el plano físico, pero no es así.

Reflexiones posibles para realidades inevitables, lágrimas a falta de alguien a su lado, sueños rotos sin consuelos de otros nuevos, muchas vidas y muchas historias como si de un cuento se tratara.

Sonrisas envidiadas que piensas con certeza se dan en otro lugar, lloros sin consuelo que te gustaría acallar, quizás parezca una utopía o un pensamiento febril, pero consuela creer que al pensar en los que no conoces les estás creando sensación de sentirse acompañados, hablan del poder de la psique, y si éste es acompañado de miles de cabezas pensantes que viran en la misma dirección ,un cambio, que no 'el cambio', es factible. Ojalá algún día se de la concordancia oportuna y masiva, para que entre todos pueda cambiarse a mejor todo, haciéndose de este mundo algo más digno de habitar.




6 Comments:

At 10:49 p. m., Blogger pez de ciudad dijo...

Me alegra saber que no soy la única con "pensamientos febriles", me sucede en muchas ocasiones y entonces siento una mezcla de impotencia y desasosiego...

Bss Karuna

 
At 4:45 p. m., Anonymous Agustín dijo...

Por una vez quiero hacerte un comentario puramente 'literario'... y es que ese primer párrafo me ha encantado. Cómo pasas de lo más particular, lo que estás haciendo tú (ver la tele) a entornos cada vez más alejados (tu pareja, tu vecina, el mundo...) e imprecisos conforme se van alejando... ¡chepeau!

Y ya con respecto al contenido, pues decir que también me he parado (y sigo haciéndolo de vez en cuando) a preguntarme qué debe estar haciendo el resto del mundo, el resto del mundo individualizado, uno a uno. Es más, a veces, también me da por pensar en lo grande que es el mundo... ¿habrá ahora alguien en algún lugar del mundo haciendo lo mismo que estoy haciendo yo? ¿sintiendo lo mismo que estoy sintiendo yo? ¿habrá alguien ahora mismo preguntándose estas mismas cosas?

Un besico, y a disfrutar de los Pilares.

 
At 3:56 a. m., Blogger Gonxalo Oyanedel dijo...

Con que ya alguno se detenga a pensarlo empieza la diferencia. Ahora viene la segunda parte.

 
At 11:57 p. m., Blogger Karuna dijo...

Me alegra saber que no soy la única, que todos en mayor o menor medida alguna vez... nos hemos parado a pensar en estas cosas...

Gonxalo, buena observación, pero ¿Cuántos acatan la segunda parte?

Besotes,
karuna
PD: Agustín, gracias, me alegra te gustara :-)

 
At 5:38 a. m., Blogger Gonxalo Oyanedel dijo...

Menos de los que quisiéramos, por supuesto. Nuestro ejemplo seguirá siendo minoría, mas no por eso importa menos.

La única forma de calmar esa inquietud es haciendo más y hablando menos. Nunca seremos suficientes para hacer la diferencia necesaria, pero ya hay demasiados que lloran por el sufrimiento ajeno para después mirar a los cielos esperando soluciones divinas.

Siempre seremos minoría, pero al menos no bajaremos la vista con verguenza. Y eso ya vale la pena.

Un abrazo.

GXL

 
At 4:27 p. m., Blogger Karuna dijo...

También es verdad gonxalo,poder mirar hacia delante sabiendo que uno no sólo se queda con la palabra, y que también acata la acción... vivir con dignidad en una palabra, eso es.

Un saludo,
karuna

 

Publicar un comentario

<< Home