21 septiembre, 2007

SE VENDE DIGNIDAD

Con la boca abierta me quedé, sorprendida, ese fue mi estado al enterarme de casualidad, mientras navegaba por internet, que en EEUU y en Japón, está siendo asiduo el alquiler de perros. Imagino que como en la sociedad en la que vivimos cada vez tenemos menos tiempo para todo, han pensado que esto de traficar con tu mejor amigo por unas horas al día, era buena idea. Yo la verdad es que tengo mis serias dudas, ¿será bueno para el animal tanto cambio de dueño? Vale que no es un ser humano, que no necesitará tal grado de estabilidad emocional, pero si imagino que en cierta medida será necesario para la salud de la mascota no? Bueno, ellos aseguran que no hay problemas por su estabilidad, incluso hay 'razas recomendadas' para este tipo de comercios, sorprendente!!
Pienso que con el tiempo perdemos cada vez más valores, el comercio, el tráfico, el trueque cada vez es algo más común, lo peor, que ésta actividad se practica cada vez con más cosas. Aún más peor, cuando vendemos incluso personitas, perros... en definitiva, seres vivos. El dinero es poder, curiosamente siempre es la causa, siempre está de por medio en estos actos ilícitos, vergonzosos. ¿Cómo es posible que la dignidad de las personas sea mancillada tantas veces y tan fácilmente en detrimento del dinero? Muchas veces puede ser necesidad, el no querer dejarse arrastrar hasta la pobreza irreversible, perdiendo por desesperación incluso la lógica, actuando contra todo pronóstico y sorprendiéndose incluso a uno mismo.
También está demostrado que no todo ser humano es igual a otro, que sólo en situaciones extremas pueden llegar a aflorar sentimientos y deseos hasta entonces desconocidos para uno, pero está claro que no todos son capaces de hacer lo mismo. ¿Qué es lo que lleva a que seamos tan diferentes? ¿Genética? ¿Entorno cultural y social en nuestro aprendizaje?
Aún peor es quizás pensar que hay gente que no vende su dignidad por desesperación, porque no queda otra, sino como 'alternativa' al dinero fácil, con ánimo de lucro... o incluso porque así se lo dice su corazón. Sí, está claro que entre las personas hay 'estratos morales'. El dinero es elemento diferenciador entre 'estratos sociales', o bien uno de ellos. Sin embargo, cuando se habla de los otros estratos, aquí no es la cantidad de monedas las que te dan el escalón más alto, aquí el anhelo del dinero es el que te hace 'descender', de forma que cuanto más dinero peor persona y más animal se es... Las diferencias a veces son tan trágicas... ¿Y tú? ¿Te venderías por unas monedas como San Pedro?

2 Comments:

At 7:57 p. m., Anonymous Agustín dijo...

Creo que lo que planteas sólo tiene una explicación desde el punto de vista puramente personal. Porque, al final, depende de la escala de valores que uno tenga: ahí reside lo que uno considera 'digno' y lo que no, y en función de eso se establecen los límites, podríamos decir, 'naturales' para cada persona. Me explico con un ejemplo: seguramente para alguien criado en el seno de una familia acomodada, ser camarero no sea algo digno. Pero el mismo trabajo, a ojos de un inmigrante que acaba de llegar huyendo de la miseria, sea como un regalo del cielo.

Claro, si en esa escala de valores el dinero está muy alto... es a costa de poner otras cosas mucho más abajo. Así se puede explicar esa deshumanización en favor del dinero.

En mi caso, ya que terminas con esa pregunta, te diría que no. Es más, no sé si para bien o para mal (quiero creer que para bien), pero he tomado decisiones que mucha gente calificaría de irracionales por valorar mucho más otras cosas antes que el dinero...

Un besico

 
At 10:31 p. m., Blogger Karuna dijo...

Haces bien Agustín, el dinero muchas veces debe ser secundario, y si, quizás lo digno y menos digno deba particularizarse más.

Besotes,
karuna

 

Publicar un comentario

<< Home