06 abril, 2007

Aprender del pasado

Una gran verdad difícil de acatar, y es que esa es una de las tantas reflexiones que pueden derivarse y sacarse a colación tras ver la película 'El Libro Negro', de Paul Verhoeven. Film oriundo de varios países, Holanda, Bélgica, Reino Unido y Alemania, y protagonizado con puesta en escena espectacular de la actriz Carice Van Houten (hasta ahora desconocida para mi).

La citada película, que en verdad la ví de casualidad, permite conocer más facetas y peculiaridades durante la ya tan retratada Segunda Guerra Mundial, mediante en este caso una película 'larga' (de duración 135 minutos) que la verdad no cansa ni aburre, entretenida donde las haya, y que lleva a la reflexión.

La misma versa sobre una joven cantante, judía holandesa, que tras presenciar cómo es asesinada su familia por unos nazis, la joven se une a la resistencia que lucha contra la ocupación de Holanda. Y a modo de Mata-Hari, consige adentrarse en el mundo de la 'raza aria', tras seducir a uno de los altos mandos, y negando en todo momento su ascendencia judía. Y así, la protagonista se va adentrando en un mundo negro, lleno de engaño y traiciones, en el que uno no puede fiarse ni de sus propios aliados. No voy a seguir con una sinopsis bajo mi punto de vista, pues lo mejor es verla y disfrutarla por uno mismo, y con ella poder recordar lo que ya sabemos, en la guerra no hay bando bueno y bando malo, solo hay personas capaces de hacer muchas veces lo que sea por sobrevivir, y otras tantas que vienen a ser el mal personificado (independientemente de la trinchera en la que se encuentre)

La traición será una constante que hará mella en la vida de la joven judía, la dejará huérfana de padres y hermanos, así como de amigos, siendo brutalmente defraudada por algunos de ellos.

Quizás una de las cosas que más me han gustado de la película, es que a pesar de todas las adversidades y desgracias que padecerá la protagonista a lo largo de todo el metraje del film, no desfallece y sigue hacia adelante, con entereza y con el ánimo de que se sepa la verdad, de defender su inocencia en todo momento. Entereza y fuerza, estará en ello la clave para todo?



2 Comments:

At 10:12 a. m., Anonymous Agustín dijo...

Una película ciertamente interesante. En mi opinión, de lo mejor que se lleva estrenado este año en Zaragoza.

Eso sí, y como la mayoría del cine de Verhoeven, lo peor que puede hacer uno para disfrutarla al máximo es tomársela en serio... y es ese no tomársela en serio la que abre el proceso de reflexión por parte del espectador.

Altamente recomendable :)

 
At 2:06 p. m., Blogger Karuna dijo...

Muy de acuerdo con tu opinión Agustín, hay tantas cosas que son en serio y mejor no tomarlas como tal...

Besotes,
karuna

 

Publicar un comentario

<< Home