03 febrero, 2007

'Rabia' sólo fué un libro??

Muchas veces se dice que la realidad puede superar con creces la ficción, y así es y lo podemos comprobar en el día a día. El mundo está loco, y desde el punto de vista particular de la que escribe, somos nosotros los que hacemos de el un lugar cada vez más inhóspito. Por ejemplo, cómo es posible que cada vez haya más maltratos o vejaciones de adolescentes todavía en muy tierna edad hacia sus docentes? Cada vez me provoca mayor repulsa noticias del estilo, las cuales se están dando con frecuencia cita en las páginas de nuestra prensa. Pero en este tema podría darse también lugar a un debate extenso no? Lo que tengo claro es que no son los profesores los culpables (al menos en la mayor parte de los casos, pues de todo hay), entonces son la de los padres?
No fué hace mucho cuando salió a la palestra la noticia de un profesor de primaria de Cádiz, que había sido agredido por uno de los padres de uno de sus alumnos. De primaria!! No me extraña que cada vez los profesores tengan más miedo de ejercer su profesión, si es que deberían de cobrar muchas veces un plus por 'peligrosidad'.
Hace nada también, otro profesor fué agredido y vejado por un menor de edad, que ya ni estudiaba en el instituto en cuestión, pero allí estaba el niño, fumándose un cigarro, y tras el llamado de atención que se le diera por este echo... vaya con el niño, como que a patadas se lió con el señor profesor.
Y no hablemos de las continuas agresiones incluso que se dan entre los alumnos, van formando pandilla, y buscan a su víctima, todo para grabar con su móvil la tortura que va a sufrir el desgraciado elegido?? Dios mío, qué sentido tiene todo...
Pero en estas cuestiones, quién podría ser el directo culpable? Pueden darse teorías y respuestas varias, aunque yo lo tengo claro. Realmente todo ello es consecuencia de una merma en la educación directa que los niños reciben en su casa por parte de sus cuidadores. Pero en realidad no habría que analizar la causa de dicha falta de atención? Sí, yo aquí pienso que en realidad está el quid de la cuestión. Podría ser seguramente la falta de tiempo. En verdad actualmente los padres tienen que desvivirse ambos por traer dinero a casa (por todos es sabido que ahora es necesario que trabajen ambos para cubrir el gasto de mantener una casa, y llegar a fin de enero, febrero... vamos, que aquí las cuestas son todos los meses), pero claro, ésto tiene sus consecuencias. Qué haces con los niños? O bien no tienes, pues no tienes ni tiempo y ni ganas, que ya la vida es demasiado complicada; o bien los tienes pero como antaño (aunque ésta vez sea forzosamente y no de forma voluntaria), los pequeños en vez de nacer con un pan bajo el brazo deberían de nacer con una 'nodriza' ya estipulada, más que nada para que al menos alguien pueda cuidar de que no se desmadren, al menos no tan pronto ... (que la vida ya hará su mella cuando deba...)
Y es que todo ésto me hace recordar uno de los libros que leí hará mucho ya, cuando era seguidora de Stephen King, 'Rabia', vamos, que por lo que veo el entorno que rodeaba la historia narrada por el escritor es tan actual, que cualquier día vemos como un adolescente se lanza a balazos en su instituto, a santo de qué...?? En realidad creo que ya pasó no?

1 Comments:

At 11:39 p. m., Anonymous Agustín dijo...

Sí... desgraciadamente la combinación de balas e institutos se ha dado ya en alguna ocasión, aunque en otros países.

El problema de la disciplina, de estos escolares que no respetan a sus profesores, es difícil de atajar. Porque entiendo que no es cuestión de profesores, ni siquiera de padres... sino algo enraizado en la sociedad. Si la sociedad (no hay más que mirar la tele) te está diciendo que puedes hacer lo que quieras sin importar las consecuencias (a ser posible consumiendo por el camino) y ese mensaje les llega a los niños... ¿por qué no van a hacerle caso?

 

Publicar un comentario

<< Home