05 noviembre, 2006

El Eterno Debate

Hoy se ha sabido el veredicto en cuanto al juicio eterno de Sadam Hussein, un personaje cruel como sus hijos donde los haya, hasta ahí yo creo que todos de acuerdo. Pero y si habláramos del castigo al que ha sido condenado? Como ya sabréis, será ajusticiado a morir en la horca, bien, pero si nos plantearamos la pregunta de hasta qué punto es justo que otro ser humano decida sobre la vida de otro, seguro que comenzaría un debate interminable.

Justo o no justo? Desde luego todos estaremos de acuerdo que el personaje en cuestión merece ser castigado, bien, y muy lamentablemente bien es verdad también que ello no hará reflexionar casi con total seguridad a Sadam Hussein. Es más, su tozudez en pensar que todo lo que ha hecho es correcto y recibiría el beneplácito de su dios particular, es producto de su fanatismo religioso. Cuántos crimenes se habrán cometido y se cometerán por causa de la religión, bien sea por la exacerbada fijación del ser humano muchas veces en seguir sus creencias, bien sea por implantar si acaso un poder injusto como bien tenía la iglesia (aunque éste sería ya otro tema)...

Mi postura al respecto siempre ha sido la misma, y seguirá siendo. Polémica quizás porque en si el debate tiene ese matiz, poder darse en torno a él dos posturas con multitud de partidarios ambas. Personalmente, mi opinión es que nadie puede decidir sobre la vida o fin de ella de nadie, porque si ésto es así no sería más que cometer un acto que en si estás tratando de enjuiciar en otra persona, no sería más que un asesinato permisible (por desgracia ante la ley de muchos países aun). Porque castigos hay muchos, bien sea cadena perpetua o bien otro distinto, amplitud hay mucha, aunque también es triste que gente del estilo luego nunca se arrepientan verdaderamente.

También podría hablarse de gente que ha sido 'asesinada' en la silla eléctrica, por ejemplo, y luego se ha llegado a saber que eran inocentes. Aunque desde luego ésto no entraría a debate en cuanto a Sadam Hussein, criminal sanginario donde los haya, merecedor de un castigo mayor, que seguro que lo hay, y que no tiene porque implicar el fin de sus días...

En resumen, si se castiga algo, es realmente correcto que la pena sea lo que se incrimina o se enjuicia? Será entonces 'ojo por ojo' y 'diente por diente' ?

8 Comments:

At 7:14 p. m., Anonymous euskanbria dijo...

Dijo Ghandi, «Ojo por ojo... y el mundo quedará ciego». Aunque por otra parte, el permiso para ajusticiar, asesinar y matar forma parte de la historia del mundo: desde el primer australopithecus hasta el homo sapiens sapiens, y así seguirá siendo por mucho tiempo.

Los otros animales también matan, también se matan: la diferencia es que nosotros tenemos la posibilidad de razonar y plantear dudas éticas, ellos no tienen esos problemas. ¿Debe morir el señor aquel de Iraq? Puede que sí, puede que no. A mí lo que me jode es que se lo cargue una nación en nombre de la democracia (que se lo digan a Sócrates) y de la libertad. Si se lo hubieran ventilado algunos de los familiares de sus víctimas o alguna víctima en concreto... pues oye, lo comido por lo bebido, allá cada cual con sus cosas.

Supongo que me situo en tu posición: ningún hombre tiene derecho a borrar del mapa a otro... pero por otra parte, borraría antes de que me borrasen y además tengo serias ansias de venganza con respecto a algunos individuos desde hace muchos años, que en vez de reducirse, aumentan cada día. ¿Sería capaz de matar? Sin ningún género de dudas, lo sería y además de formas bastantes macabras y crueles. ¿Me hace eso menos humano? Supongo que no, cada uno tiene una forma de tomarse los prejuicios sociales y las normas establecidas y aunque sea consciente de que matar está muy mal socialmente y de que nadie me ha dado ese derecho, el egoismo particular es capaz de superar todo eso.

Y para finalizar mi desvarío de hoy (muy largo, perdón) solo sentenciaré que, obviando que se lo ventilan los estados unidos de américa: el castigo es muy poco, ¿ahorcado? ¡Hay maneras de que sufra más!

 
At 9:37 p. m., Blogger Buhorojo dijo...

¿quien condenará a Busch?

Aquel que se atreva deberá perecer en la horca por desafiar al imperio.

Acepto la horca o lo que fuere por gritarle en su cara....."ASESINO", a menos que me demuestre lo contrario

 
At 11:54 a. m., Anonymous Agustín dijo...

Tema complicado donde los haya... aunque yo lo tengo muy claro: nada justifica la pena de muerte.

 
At 9:40 p. m., Anonymous Laura dijo...

Personalmente, y en contradición con la manifestación que hobbes plantea (el hombre es lobo para el hombre), soy más de la opinión que experimenta Rousseau cuando afirma que "el hombre es bueno por naturaleza, y es la sociedad la que lo corrompe", y a la vista está...
Está claro que cada persona debe de cargar con las consecuencias de sus hechos, es la norma básica que conlleva nuestra libertad o libre albedrío. Pero que tipo de consecuencias puede acarrear? no estoy muy convencida de que un castigo, un encarcelamiento... o la muerte entre otros, sean los más adecuados... y menos aún tratándose de temas de esta envergadura, en mi opinión debería de tratarse de una consecuencia más personalizada, un tratamiendo de interiorización, una visión de reconocimiento de aquello que se ha hecho, un desmantelamiento razonado de los hechos, explicaciones... no sé si se puede llegar a entender mi posición.

Puede que algunos, y probablemente la mayoría no estén de acuerdo con el planteamiento propuesto... pueden que lo tachen de utópico, pero lo que sí está claro es que los tomados hasta el momento no tienen ningún resultado optimo, más que la perdida de más vidas, que al fin y al cabo poco les importa llegados esos momentos... que mayor forma de pagar es la de darse cuenta de loq eu uno ha hecho???

En fin, que ya me estoy extendiendo mucho...

 
At 10:21 a. m., Anonymous karuna dijo...

Hola,
Me gusta el debate que se ha creado acerca de la pena de muerte. La verdad es que es un tema enrevesado, un dilema moral para muchos harto complicado, aunque yo lo veo más bien claro, nadie tiene derecho a quitar a un semejante, por mucho que haya hecho, lo único que se nos ha dado, que es la vida. Hay gente que no sabe aprovecharla, que la malgasta haciendo incluso daño a otros, quizás a esas personas habría que darles una lección de ética y moral intentando encarrilarlas si es posible (y no es un caso perdido el personaje en cuestión), de forma humana y no inhumana...
Besotes a todos,
Karuna

 
At 4:01 p. m., Blogger PIlar M Clares dijo...

Hola, Karuna, tiempo "sin verte", un saludo lo primero.
Yo digo que no a la pena de muerte siempre, me da igual que sea un canalla, que lo es, los hay situados en las cúspides del poder. Me da igual que haya matado, que haya aplicado los mismos criterios que hoy lo juzgan. Me da igual, digo que no a la pena de muerte en general. Sin excepciones. Otra cosa es hablar de los derechos de los pueblos, de las libertades individuales, etc. No a la pena de muerte de quien sea.
Un besico

 
At 12:31 p. m., Anonymous karuna dijo...

Hola Pilar!

Encantada de volver a 'verte', nada que decir a tu opinión, ya sabes que pienso igual.

Besotes guapa ;-)

 
At 3:05 p. m., Anonymous Alejandro dijo...

Hola, he encontrado este blog buscando en el Google y me ha sorprendido su nombre en honor a la isla griega de Lesbos. A mí es que me apasiona todo lo relacionado con Grecia.

Aquí os dejo mi comentario, que ya he publicado hace un rato en un foro de Internet:

Yo estoy en contra de la pena de muerte porque ni yo ni nadie nunca podremos decir que "de este agua no beberemos". ¿Sabéis? A ninguno de nosotros nada le garantiza que no vaya a ser el siguiente al que le toque estar en esa situación. Y en ese caso, estoy seguro de que a muchos no nos gustaría que nos condenasen a morir.

Además, muchos inocentes también morirían injustamente como estuvo apunto de pasarle a aquel español cuya inocencia quedó demostrada posteriormente. Pero sobre todo, me parece que la principal razón para acabar con la pena de muerte es que se ha demostrado mediante estudios que la pena de muerte no reduce la cantidad de crímenes cometidos en un país.

 

Publicar un comentario

<< Home