29 marzo, 2007

Parcela privada o pública?

Cada vez se llega a límites más insospechados en cuanto a frivolidad alcanzable por unos puntos en el share televisivo, al menos a opinión de la que escribe. Ya no queda nada más que enseñar, el ser humano ha llegado a desnudarse literalmente en pantalla, no sólo de cuerpo sino de espíritu también. Hemos puesto en escena nuestras debilidades, nuestros pensamientos más oscuros, nuestra alma al 100 %, casi prácticamente para lucro exclusivo de la televisión. Quizás unos con ésto pretendían justificar su egocentrismo, darse a conocer de cualquier forma, otros sin embargo han llegado a malvenderse quizás por necesidad de dinero, y por lo tanto presionado por la sociedad en la que vivimos actualmente... De todo ésto lo que más curioso me resulta es que luego son personas, en la mayor parte de los casos, que se quejan si llegan a posteriori a ser 'acosados' por gente que quiere saber más de ellos... y digo me resulta llamativo el echo pues en su momento cuando se dieron a conocer mostraron todo, sin repulsa, sin temor, por qué luego ya si?

Se hace público todo, por ejemplo, todos (o casi todos) tenemos nuestros complejos físicos (a veces no físicos), aquellas debilidades que muchas veces son tan solo visibles por nosotros mismos y que nos limitan socialmente al relacionarnos con la gente (a veces llegando a límites insufribles para el sujeto en cuestión). Pero podría ser llevado a debate el echo de si la solución a ésto es la cirujía muchas veces, o bien habría que buscar la salida en los recovecos de nuestra mente. Es posible que una vez operado el sufrible portador de tales 'defectos físicos', encuentre otros nuevos a los que quiera poner solución también bajo la hoja del bisturí, sería entonces más bien un problema de autoestima no? Es ético en realidad que pueda llegar a comercializarse, a emitirse un programa, con cosas como éstas? Imagino que muchos sabréis a qué programa me refiero, 'Cambio Radical' si, todo un escándalo. Pero programas del estilo son los que acampan en nuestra televisión habitualmente y desde hace un tiempo, aireándose todo tipo de situaciones e intimidades, hasta saber si una jovencita se había quedado embarazada o no... (si nos enteramos del resultado de la prueba del embarazo al mismo tiempo que ella!!!)
Respecto a la eticidad de dejar entrever en pantalla televisiva, a conocimiento público, ciertas 'intimidades' de la gente (lo peor de todo es que se hace a voluntad de ellas mismas), mi opinión particular si interesa es que me parece tristísimo . A mi entender, hay ciertas parcelas que deberían ser privadas en la vida de uno, íntimas, ya que si carecen de esta última cualidad apenas queda nada, hay que dejarse conocer porque el ser humano es social por naturaleza, algo bueno es obviar un retraimiento desmesurado, pero no olvidando ser pudorosos cuando hay que serlo... todo debería tener un límite, no porque sí, sino por nosotros, o no es así?

1 Comments:

At 2:53 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Estoy contigo en que no hay nada mas despreciable que vender la vida propia. Y mas despreciable aun si lo que se vende y se saca tajada es la vida de otro. Pero el ser humano (todo el mundo sin excepcion, no solo las marujas) es morboso por naturaleza. Y unido a que poderoso caballero es Don Dinero, ya tenemos la parejita perfecta. Dineros a espuertas para quien no produzca bilis para tragar y sea capaz de hablar de su intimidad. Y si lo hace vociferando, mejor.

 

Publicar un comentario

<< Home