31 julio, 2008

La inigualable Greta

Hará un tiempo llevo aficionándome a visionar películas 'clásicas', esto cuando el preciado y escaso tiempo libre me lo permite. Si bien al principio, como profana en la materia comencé a ver todo tipo de películas catalogadas como antiguas, en blanco y negro, ya bañadas en color tras pasado un tiempo de su proyección... comencé en seguida a decantarme especialmente por unas en concreto. ¿Cuáles? Debo confesarlo, ella me ha cautivado, la fuerza de su mirada, así como su glacial rostro y ademanes. La 'Greta', conocida también como 'la divina' o 'la mujer que no ríe', ha conseguido todavía tenga más afición por este mi nuevo hobbie, y es una pena que (por lo que leí sobre ella) hubiera dejado de trabajar como actriz tan pronto, justo cuando estaba en la cúspide de su fama, a los 36 años.
Supo como nadie crear un halo de misticismo y unicidad a su derredor, y esto lo reflejó en todas sus películas. Poseedora de un carácter frio, amante quizás de la soledad y alejándose voluntariamente de la fama que la persiguió hasta sus últimos días, no pudo evitar ser blanco de continuos rumores hacia su persona, sobre todo de índole sexual.

Quizás ambigua en sus gustos amatorios, quizás demasiado reservada, o bien tan solo una fachada, la verdad es que fue una pena se marchara tan pronto del cine, y nos abandonara ella así como su arrolladora presencia.
Ella solía decir 'quiero estar sola', pero nosotros no supimos dejarla.

6 Comments:

At 5:48 p. m., OpenID Agustín dijo...

Demuestras buen gusto: la Garbo no es sólo una de las mejores y más bellas actrices de su época sino una de las personalidades más interesantes de la historia del cine, tanto durante su época de actriz como durante su exilio voluntario. Un personaje fascinante.

Como bien comentas, uno de sus muchos sobrenombres fue 'la mujer que no ríe'. Tanto fue así que su penúltima película se construyó precisamente en torno a ese mito. Se vendió (incluso antes de comenzar a escribir el guión) como 'la película en que la Garbo ríe' (Garbo laughs! fue su eslogan publicitario). El resultado... la inolvidable Ninotchka (1939), toda una joya del cine clásico escrita por Billy Wilder y dirigida por Ernst Lubitsch.

Y ya que estamos, una pregunta al aire... ¿no os parece que las actrices de aquella época tenían un 'algo' especial que las hace completamente diferentes a las actuales? No es por nada, pero es que cada vez que veo uno de estos clásicos, no puedo evitar enamorarme de la Garbo, Stanwyck o Tierney de turno...

Un besico

 
At 6:08 p. m., OpenID Agustín dijo...

Por cierto, hablando ya de cine clásico en general, a veces esta ciudad nos sorprende y nos ofrece cosas interesantes.

Sin ir más lejos, hace un par de días (el martes) en el ciclo de cine de verano que hacen en el centro cultural Joaquín Roncal, proyectaron una película muda... ¡con pianista poniendo música a la película!. Exactamente igual que como se proyectaban las películas en aquellos años.

A ver si se prodigan y hacen cosas de estas más a menudo :)

 
At 11:26 p. m., Blogger Karuna dijo...

Hola Agustín,

La verdad es que creo que las actrices de entonces 'tenían algo de especial', o bien tan solo siempre nos fijamos en las mismas que no son tantas, pues en la actualidad también las hay :-) (pocas igual, pero especiales realmente) A mi personalmente me conmueve las interpretaciones de Julianne Moore, por ejemplo.

Por cierto, muy interesante lo que expones del cine de verano, gracias.

Un abrazo,
karuna

 
At 6:30 p. m., Anonymous Agustín dijo...

La pena de lo del cine de verano es que era un evento de esos one-time-only... a ver si hay suerte y el año que viene repiten, porque la experiencia fue la mar de interesante.

Con respecto a las actrices actuales, comparto contigo la opinión sobre Julianne Moore, y añadiría a la lista nombres como Rachel Weisz o Kate Winslet.

Un abrazo

 
At 12:10 a. m., Blogger Karuna dijo...

Curioso que nombre a Kate Winslet, pues en ella también pensé cuando te nombré a la gran Julianne. El papel que hizo en 'Titanic', por ejemplo, fue espectacular e intenso, ¿no crees?

Un saludo,
karuna

 
At 7:03 p. m., Anonymous Agustín dijo...

Ciertamente, está estupenda en Titanic. En mi opinión, además, es ella la que sustenta la película: si el espectador no es capaz de creerse a Rose, de sentir con ella... la película se hundiría irremisiblemente, exactamente igual que el barco.

De todas formas, esto me recuerda que tengo que volver a ver la película, porque en su día vi en el cine, doblada... si esta noche llego pronto a casa, igual me animo.

El resto de sus películas sí que las he visto en VO, y no deja de encadenar una gran interpretación con otra ya desde su primera película (Criaturas celestiales). Incluso en The Holiday (una película que en todo el mundo creo que sólo me gustó a mí) consigue emocionarme...

De entre todas sus películas, ya que estamos, te recomiendo 'Olvídate de mí'. No porque sea mejor ni peor que las demás, sino porque pasó sin pena ni gloria por la cartelara y no es muy conocida. A mí, personalmente, es una película que me encanta :)

Un besico

 

Publicar un comentario

<< Home