14 agosto, 2006

Confesión Inconfesable...

Ya eran las 3 AM, habíamos quedado a las 3.15 pero ya estaba impaciente, sedienta de su calor humano, de su fragancia inolvidable (muchas veces guardaba el jersey que había llevado en nuestra última cita, hasta la próxima, pues incluso pasando una semana seguía oliendo a él) Deseaba que llegara ya, entrara como siempre lo hacía por la puerta, como una fiera enloquecida sedienta de mi, como yo lo estaba de él, y culminar nuestro deseo al fin, mediante besos locos en un principio, y suaves y tiernos cuando se acercaba nuestro 'hasta pronto' ... Lo mejor, la pasión desbordada en los primeros minutos, no había día que tras el 'encuentro' no me viera arañazos en mi espalda, golpes que ni recordaba del momento en que se habían producido... y es que, nuestros encuentros sólo podían ser esporádicos, pero cargados de la suficiente pasión como para llenar mis noches de ausencia de él, y así hasta la próxima vez...

Ambos comprometidos, jamás se había hablado de no separanos nunca más, de que los momentos intermitentes se convirtieran en una eternidad, sin separaciones, siempre juntos... Quizás era sólo pasión lo que teniamos, muchas veces lo pensaba, quizás también para obviar un posible enamoramiento de mi parte, que me complicara más aun la vida... Pues con Jorge estaba bien, ya no era lo mismo en la cama, mucho antes de que conociera a mi actual fuente de pasión desbordada, a pesar de ello estaba bien, comodidad asegurada, cariño por parte de ambos, conversación y amistad nos seguía uniendo... por muy inverosimil que pudiera parecer ésto ...

Hacía ya 2 años desde que lo conocí en aquel aeropuerto, recuerdo lo que me pareció en un primer momento, alguien absorto en sus pensamientos de esa manera tenía que ser un hombre interesante, me imaginaba en qué podría estar pensando...., tendría pareja? hijos? no daba la impresión de que fuera un hombre con el ímpetu de vivir aventuras, más bien parecía ser alguien tradicional, lleno de convencionalismos, y ésto me excitaba de tal manera... atractivo era sin duda alguna, y me moría de ganas por conocerlo, por eso dejé caer mi bolso a traición, y él no me defraudó, no dudó en ayudarme a resolver mi 'despiste natural'... Nos miramos y no pasó ni una hora que lo conociera más de lo que me había imaginado... y así fueron todos nuestros encuentros... hasta ahora.

No llegaba, las 4 ya, siempre había sido puntual, aunque últimamente lo veía más distante que de costumbre él me decía que nada en particular enturbiaba su ánimo, y yo no veía porqué no creerle. Pero no llegaba... al final subí a nuestra habitación, tan solo una nota sobre la mesilla (aquella sobre la que tantas veces habíamos dado rienda suelta a nuestras fantasias sexuales)

'NO VOLVERÉ', después de 2 años de encuentros cada vez más frecuentes y personales, ni un porqué, ni un motivo de aquella decisión, no podía dar crédito a mis ojos. Algo en mi había cambiado para siempre...

4 Comments:

At 6:24 a. m., Anonymous Ana Blogsiana dijo...

Que lástima. Duele perder a un buen amante. Más si había durado tanto. Te dejo un beso y una liga en mi blog. Ha sido una suerte encontrar el tuyo. Ahora leo tus otros posts.

 
At 11:08 p. m., Blogger Buhorojo dijo...

SORPRESAS TE DA LA VIDA, LA VIDA TE DA SORPRESAS....

 
At 11:48 p. m., Anonymous karuna dijo...

ay ay ay... ;-)

 
At 1:14 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

cual es tu nick para el ichat??

 

Publicar un comentario

<< Home